La cultura del Dato en los Gobiernos Locales – I
septiembre 8, 2019

La cultura del Dato en los Gobiernos Locales – I

Parte I

Según ONU – Hábitat para el año 2050, el 89% de la población latinoamericana vivirá en las ciudades, situación que presenta hoy grandes retos en materia de planeación urbana, prestación de servicios públicos, ordenamiento territorial y articulación de programas sociales con las necesidades de las comunidades. 

Así mismo, la sostenibilidad, productividad y competitividad, ciencia, tecnología e innovación, adaptabilidad y resiliencia, equidad e inclusión social, paz territorial, gobernanza y participación son las dimensiones que deberían abordarse en las acciones de planeación de los territorial.

Para alcanzar estos objetivos las entidades territoriales deben apropiarse de la cultura del dato, entendiendo ésta como el conjunto de buenas prácticas para el consumo de grandes volúmenes de información y datos para el análisis y la toma de decisiones, las cuales deben estar centradas en el ciudadano y contar con él como un elemento activo, que debe ser incluido en las diferentes etapas de los programas, proyectos y estrategias ejecutadas por la función pública.

¿Dónde estan los datos?

Al inicio del actual gobierno  municipal de Tuluá en el año 2016, encontramos una ciudad en la que tanto en su entorno urbano como rural, presentaban retrasos de más de cincuenta años. Los motivos para ello  van desde el conflicto armado que vivió nuestro país, pasando por la penosa historia de los carteles del narcotráfico, hasta las poco exitosas acciones ejecutivas de diferentes gobiernos locales para enfrentar los retos del municipio con una visión a largo plazo.

Así entonces, iniciamos las tareas de revisión de información y datos con que cuenta la Administración Municipal en sus diferentes dependencias producto de la ejecución de sus programas, proyectos y estrategias, encontrando que mucha de esta información era recopilada y almacenada como evidencia del cumplimiento de actividades y usada para la construcción de reportes estadísticos los cuales consideramos debían ser parte de los insumos para la planificación de acciones por parte del ejecutivo local.

De igual manera evidenciamos que la información y los datos se repetían de una dependencia a otra, estaban desactualizados, presentaban incongruencias, requerian tratamiento de acuerdo a la fuente y el acceso para su consulta era limitado tanto para los propios funcionarios como para los ciudadanos.

En 2015 la Admnistración del periodo ejecutó con éxito un proyecto para la creación de la Plataforma de Datos Abiertos del Municipio, logrando publicar más de doscientos conjuntos de datos de diferentes fuentes y con información de diferentes sectores, la cual se consideró valiosa pero requeria una mejor estrategia de actualización.

En conclusión, encontramos muchas fuentes de datos e información que podrían usarse para la planificación de acciones por parte de la Administración Municipal de acuerdo a lo establecido en el Plan de Desarrollo y el Plan de Ordenamiento Territorial siempre y cuando se actualizaran los datos y se desplegara una estrategia del fomento de la cultura del dato en funcionarios y ciudadanos.

Hablando de la cultura del dato

Centrándonos en el componente TIC para Gobierno Abierto, definimos un primer objetivo: fomentar la cultura de Datos Abiertos en la cotidianidad de la función pública y de los ciudadanos, generando escenarios para uso, consumo y producción a través del uso intensivo de herramientas TIC.

Establecimos desde un principio el tratamiento de los datos con miras a su apertura, es decir, llevarlos a Datos Abiertos dado que identificamos resistencia al interior de la entidad al momento de hablar sobre la importancia de la apertura de los datos. Así entonces, fijamos un hoja de ruta que tomaba el componente TIC para Gobierno Abierto y lo relacionaba con las acciones que consideramos de mayor importancia para los ciudadanos, ya que nos permitirían transparentar la función pública y generar mejores condiciones para la generación de confianza entre los ciudadanos y el gobierno local.

Como acciones especificas para hablar de la cultura del dato con los funcionarios y ciudadanos trabajamos en:

Talleres sobre Datos Abiertos y Planeación Territorial

Teniendo como referencia el objetivo planteado, el enfoque de la estrategia y el propósito de la Alcaldía de Tuluá, formulamos preguntas que recogen de alguna manera diferentes elementos y actores a tener en cuenta para definir las necesidades de publicación y los insumos requeridos de forma general.

Finalmente, en esta etapa determinamos considerar los Datos Abiertos como el resultado tácito de la función pública que luego de un proceso de revisión y apertura se pone a disposición de los ciudadanos a través de plataformas de acceso universal para su consumo y uso. Así entonces, mucha de la información requerida por los ciudadanos se puede obtener de los sistemas de información de misión critica o multipropósito con que cuenta la Alcaldía de Tuluá. De igual forma el Departamento Administrativo TIC en su rol de Intermediario podrá extraer datos e información de plataformas, formularios u otros elementos para luego ponerlos a disposición de los funcionarios y ciudadanos.

Los resultados de estas acciones los consignaré en la parte II.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.