Trasnochando por un sueño

El romántico titulo de este post tiene mucho código en su haber, es difícil calcular la cantidad de líneas de programación, sentencias y rutinas que soportan el sueño que perseguimos durante mas de 36 horas programadores, diseñadores y entusiastas que trabajan junto con la Alcaldía de Cali, el Banco Mundial, el Ministerio TIC y las demás entidades que apoyan la #Hackthon en Cali, Barranquilla y Manizales.

En esta jornada, en la cual nos acompañan el café y las bebidas energéticas, nuestro sueño es aportar con nuestro conocimiento, ideas y entusiasmo la creación de una ciudad inteligente, compuesta de ciudadanos inteligentes, reflexivos y propositivos. La tarea no es fácil y no necesariamente por el reto tecnológico que supone darle forma a una idea y dejar un prototipo en corto tiempo, esto sin duda es algo que nos lleva a todos al limite, pues estamos acostumbrados a enfrentar nuestros proyectos con otras practicas, por etapas y con algo que ahora nos falta, tiempo. No es fácil por el simple hecho que aun nos cuesta trabajar en equipo y nos sigue costando relacionarnos con el sector público para proponer.

Durante el evento se dieron espacios para compartir información, opiniones, conocimiento e ideas, algunos tomaron una posición crítica  frente a las propuestas y gracias a ellos algunas se fortalecieron y otras se ajustaron para guardar pertinencia con el propósito del evento. Se dieron discusiones que llevaron al debate hasta el mismo nombre del evento y esto es importante, porque cuando hay debate se aprende y sobre todo, se aprende a escuchar.

Más allá de las aplicaciones, de la tecnología, de las horas de trabajo; considero un gran acierto de este evento el brindarle a los ciudadanos la oportunidad de exponer su concepto de ciudad, de gobierno, de territorio y de esta forma crear grupos de investigación, de trabajo, de futuras organizaciones que tendrán la responsabilidad desde ahora de hacer en conjunto un mejor gobierno, una mejor ciudad, un mejor futuro, el cual espero que llegue pronto y no solo para dar cabida a la frase de cajón: un mejor futuro para mis hijos. No, yo quiero una ciudad, un país mejor para mis hijos, pero también lo quiero para mi, para mi presente.

Bien por Cali, bien por su gente que propone y quiere transformar no solo la ciudad, sino el pensamiento colectivo.

httpv://youtu.be/YKaOlrvnCvw

Este post llega un poco tarde, pero el sueño persiste, el de CoCrear.

Deja un comentario