Tecnología y Educación

En días pasados con uno de los grupos de trabajo en el tema tecnológico discutíamos sobre el papel de la tecnología en la educación, una de las conclusiones anticipadas de nuestro trabajo fue comprender que no podemos seguir preparando a los niños y jóvenes de hoy con modelos y herramientas de ayer para el mañana.

Tratar este tema es algo complejo debido la cantidad de actores presentes en él. El primero de ellos y quien es en principio el responsable de adelantar acciones para la apropiación tecnológica en la educación es el Estado, de aquí la importancia que en los Planes de Desarrollo se contengan programas para el fomento tecnológico en la Instituciones Educativas. En este mismo sentido es necesario y vital la concepción de los programas tecnológicos como actividades extracurriculares; esto debido a que los estudiantes consideran estas actividades como una oportunidad de aprender sin la presión de las notas o la rigidez de los contenidos, aumentando su interés y compromiso con el proceso intelectual.

El compromiso de los docentes inicia con su voluntad de apropiarse de la tecnología y de una u otra forma en convertirse en un alumno, un alumno líder en el grupo. Tal vez esta idea sea difícil de aceptar por los ortodoxos modelos académicos públicos, pero es una opción valida al momento de analizar la situación actual de los docentes en el país, pues muchos de ellos no tienen acceso a las TIC y es esta condición la que limita la expansión del conocimiento.

El conjunto de estudiantes conformado por niños y jóvenes tiene naturalmente todos los elementos dispuestos para el aprendizaje y en su etapa de formación es clave trabajar con ellos en el desarrollo de sus procesos de pensamiento. Así entonces, los estudiantes, que son Nativos Digitales por definición, logran resultados como los que vemos en este vídeo:

Deja un comentario