Los primeros 100 días

Los primeros 100 días

Desde hace varios años he tenido la oportunidad de trabajar cerca al sector público en Colombia en la ejecución de diferentes programas y proyectos TIC. Gracias a la confianza y visión del actual Alcalde de Tuluá, desde el 1 de enero de 2016 estoy con la responsabilidad de dirigir el Departamento Administrativo de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en la Administración Municipal.

El reto mayúsculo asumido con un compromiso más grande aún, invita a la reflexión tras los primeros cien días de gobierno. Por ello he querido escribir pensamientos desde el punto de vista TIC de lo que he encontrado en el inicio del ejercicio como funcionario público.

  • Los ciudadanos poco saben y es bajo el interés por el funcionamiento de la Función Pública.
  • La herencia de gestiones paquidérmicas y sin respaldo normativo pueden afectar la probidad, transparencia y eficiencia del Estado.
  • Muchos piensan que las estrategias de Gobierno Electrónico, en Colombia Gobierno en Línea, tienen que ver con el uso de “computadores”.
  • Sistemas de Gestión e indicadores apartados del concepto de calidad tienen como resultado un sistema barrera para la función pública.
  • La concepción análoga de algunos funcionarios del control administrativo dilata los resultados y entorpece la gestión.
  • Se necesitan sistemas de información, hardware para medición, estrategias de ingresos de datos y una amplia capacidad de gestión de datos que sirva a su vez para tomar decisiones.
  • Los conceptos de datos abiertos, protección de datos y derechos digitales requieren mayor difusión y explicación, tanto en funcionarios como ciudadanos.
  • Como bien lo dicen mis amigos de #BrigadaDigital, es necesario cuestionar y no tragar entero, al conocer y leer información.
  • Se requiere mayor participación de los ciudadanos en las decisiones del Estado, es un derecho y un deber participar de la vida política y administrativa del territorio.

Las anteriores son algunas de esas reflexiones que en conclusión recogen varias de las interesantes experiencias vividas hasta ahora y se convierten en línea base para el trabajo de próximos meses.

Gobierno Abierto un camino a la confianza

Gobierno Abierto un camino a la confianza

Hace unos días el periodista @marcopolitico compartió conmigo a través de Facebook una información en la que se hablaba sobre un contrato firmado entre una entidad municipal y una empresa privada para el recaudo de los tributos locales. En dicha información el periodista expone las inquietudes sobre el modelo de contratación, las cifras inmersas en el acuerdo, las condiciones y otras tantas preguntas que se presentan por parte de los ciudadanos, quienes en ultimas somos los pagamos los tributos que se convierten en recursos para la inversión pública y para el funcionamiento del aparato estatal en sus diferentes niveles.

Teniendo en cuenta las inquietudes del periodista y tomando como referencia las reflexiones que hemos hecho sobre la relación que hay entre los gobiernos y la tecnología; escribo un poco sobre ese tema, teniendo como objetivo el proponer algunas prácticas que pueden convertirse en soluciones para reestablecer la confianza entre los gobiernos locales y sus ciudadanos.

Una situación que causa especial interés en los ciudadanos es el destino de los impuestos que estos pagan ante las entidades correspondientes, muchos quisiéramos conocer las condiciones y puntos acordados en los contratos, así como los tiempos de entrega y los montos pagados a los contratistas, interventores y demás actores que intervienen en la ejecución de las actividades. Es claro que antes de cualquier tecnología que se aplique y de las mismas leyes que lo exigen, parte de la voluntad de los mandatarios de hacer claro y transparente sus procesos de contratación, así como informar a sus ciudadanos el estado de ejecución de obras, actividades y programas.

Existen varias formas, muchas pertinentes y adecuadas a las realidades sociales y económicas de los territorios, en ellas se valida la innovación de los gobernantes y sus claros propósitos de realizar una buena gestión. Otras no tan acertadas y que solo dejan ver el oportunismo mediático y la ausencia de un plan claro de participación ciudadana, como lo demuestra este tweet:

Una interesante manera de informar a los ciudadanos sobre la inversión de recursos, con quien se invierten y los resultados obtenidos; se puede ver en la ciudad de Chicago, de hecho tienen muchos casos que podrían estudiarse e implementarse de acuerdo a las condiciones en algunos de nuestros territorios. Entonces, en Chicago han implementado una aplicación denominada Chicago Lobbyist la cual permite conocer a que empresas o personas se les paga por realizar gestiones para la consecución de objetivos definidos por la ciudad con otras entidades gubernamentales o privadas, así entonces los ciudadanos y empresarios pueden conocer que se hace con los recursos, la efectividad de las gestiones y los alcances de la misma.

 Chicago Lobbyists
Conoce la apliación en: http://www.chicagolobbyists.org/

Tal vez se considere esta herramienta como algo sencillo y en realidad así debe ser, una aplicación sencilla con un alto impacto en los ciudadanos y empresarios, fortaleciendo la relación entre estos y el gobierno local, otorgado transparencia a la gestión pública.

Los datos que llegan a la aplicación provienen del Portal de Datos de la Ciudad de Chicago y es desarrollado por un grupo de ciudadanos y la academia, dando validez así a la frase de Tim O’Really: El Gobierno es lo que hacemos juntos porque solos no podemos.

Como comentario final cabe decir que esto es otra muestra del concepto de Gobierno Abierto, que es un elemento importante en el desarrollo de cualquier estrategia de Gobierno Electrónico o Gobierno en Línea como se llama en nuestro país, es esto y no como lo he escuchado en dos ocasiones por funcionarios de la administración “nuestro gobierno es de puertas abiertas porque sacamos todo lo que dice el Alcalde por Facebook y Twitter”. No, eso es marketing político siendo arriesgado al usar ese concepto.

Gobierno sin autoridad. Viviendo en la anarquía.

Gobierno sin autoridad. Viviendo en la anarquía.

Antes de iniciar con esta nota, debo dejar claro que reconozco que un Alcalde, una administración, un gabinete por mayores cualidades profesionales y cívicas que tenga no puede solucionar todos los problemas, grandes o pequeños que se presentan en una ciudad. Para ser funcionario público, dirigir los destinos de un territorio se necesita inteligencia, pertenencia y un alto compromiso en el cumplimiento de las obligaciones que por orden constitucional se asignan producto del voto de confianza de los ciudadanos.

Ahora si, hecha esa claridad debo dirigir la queja, como derecho ciudadano que poseo a la ineficiente administración municipal, pues es hoy 3 de noviembre de 2012, cuando se completa un poco mas de once meses de actividad, la ciudad en la que vivo sigue inmersa en la anarquía resultante de un gobierno municipal sin autoridad, sin brújula y al servicio de los interese de unos pocos.

Alejándome de los muchos y graves problemas que afectan a la ciudad de Tuluá, ahora solo me voy a referir a lo sucedido a las 7:56am del día sábado 3 de noviembre en la Carrera 27 con Calle 27 en donde como muchos de los lectores de la localidad conocen las personas que denominan mototaxistas han llenado las esquinas y aceras impidiendo el libre transito de los demás ciudadanos.  En la hora mencionada, transitaba sobre la acera del Centro Comercial del Parque ubicada sobre la Calle 27 y dispuesto a cruzar la carrera 27 para continuar con mi trayecto encuentro el semáforo peatonal en verde y lógicamente el semáforo vehicular en rojo, a pesar de ello dos motociclistas invaden la cebra peatonal dificultando el paso, pero mas grave aún, en su afán de transitar por la calles como si estas fuesen un circuito de formula 1, uno de los motociclistas que sin tener mayor argumento que su apariencia y la forma como lleva su segundo casco es un mototaxista, violando la señal del semáforo vehicular y sin mayor cuidado con el paso de los transeúntes acelera golpeándome con su moto. Producto del reflejo logro detener la marcha para retroceder y evitar que la motoclicleta me golpee por completo.

Ante el reclamo airado pero respetuoso, el mototaxista que ya va un poco mas adelante y no tuvo la menor intención de desacelerar, sonríe y responde “de malas”.  Por fortuna las dos personas, una de ellas una mujer de edad avanzada que venia detrás de mi, antes los hechos lograron evadir el peligro. Tal vez la reacción de las señoras no hubiese sido la misma y esta nota tendría otros hechos que relatar.

Podrán pensar los lectores que este pequeño incidente es algo cotidiano y que no debemos prestarle mayor atención, pero déjeme decirles que cuando lo que vemos o escuchamos nos toca, es cuando en realidad entendemos la magnitud del problema. Esa persona que conduce esta moto puede el día de mañana ocasionar un accidente grave en donde podemos estar involucrados como victima usted o yo, o alguno de nuestros familiares.

Yo me canse, próximo al primer año de gobierno de esta administración que dice trabajar por el bienestar de los tulueños, pero que al parecer lo hace es para el bienestar de unos pocos y algunas cuantas concesiones,es hora de hacer conocer el punto de vista del ciudadano, es hora de reconocer que en esta ciudad es poco lo que se esta avanzando y también debe llegar el momento en el cual se reconozca lo que se haga bien. Pero hoy en la balanza pesa mas lo negativo.

Señor Alcalde, usted que ha dicho en varios escenarios que los tulueños le dicen Chepe y que eso lo llena de felicidad porque demuestra su conexión con el pueblo, le hablaré entonces como hablamos en el pueblo: Vuélvase serio. ¿Qué mas debe pasar en esta ciudad para que usted y su sequito de inoperantes secretarios nos saquen de la anarquía en la que vivimos?.

Que la inseguridad es un problema del país y que como usted en esta grabación lo dice, los responsables son la televisión y sus enemigos políticos, pues le digo que a usted lo eligieron para trabajar es por Tuluá. Que el mototaxismo es un problema de orden nacional, producto de la falta de oportunidades laborales para muchos y la necesidad que tienen padres y madres de familia de llevar alimentos a sus hogares, no se lo discuto, pero a mi no me atropellaron en otro municipio diferente al nuestro, así que las acciones se deben ejecutar es acá y no escudarse en la frase de que todo esto es un reflejo de la realidad nacional. Usted que se presento como el “Alcalde de a pie”, ¿ya recorrió la calle Sarmiento desde el Terminal de Transportes hasta la carrera 27?. Ojalá saque un tiempo en su apretada agenda y camine por allí, eso si sin escoltas, para que vea las pericias que deben realizar los transeúntes para no ser victimas de los conductores imprudentes o todo lo que hay que hacer para que los mototaxistas parqueados en cada esquina permitan el paso.

Para los defensores de la administración y que probablemente lleguen con notas y comentarios sobre todos los “logros” de este gobierno, les pido que analicen mejor lo que van a decir, pues muchos sabemos que gran parte de esos logros son accidentes operativos producto de gestiones de gobiernos anteriores, es decir, ya era hora y otros mas son producto de los programas del gobierno nacional y es lógico que se muestren como gestión de su Alcalde.

Finalmente, debo reconocer que no todos los funcionarios que desempeñan su labores en la Alcaldía Municipal son inoperantes, hay por fortuna personas que a pesar de todo vienen haciendo lo que pueden para cumplir con los objetivos de sus carteras.

Si va a comentar, lo invito a que lo haga con respeto. Usted y yo tenemos los mismos deberes y derechos como ciudadanos, usemos bien estos medios que nos permiten la expresión, la denuncia y el reconocimiento, ya que los medios tradicionales de la localidad no dirán jamás nada que comprometa sus intereses.