Los niños son el presente

Los niños son el presente

Ya son varios los Startup Weekend en los que he participado, cumpliendo alguna función o sólo como espectador, acumulando experiencias valiosas para compartir en mis actividades diarias, en las charlas o para llegar a casa y contarle a mi esposa con asombro todo lo que he aprendido.

En esta ocasión la experiencia fue grandiosa, a pesar de la estatura de sus protagonistas; esta vez el destino fue Guayaquil, una ciudad interesante, con mucho talento y una comunidad comprometida con hacer que las cosas pasen. Durante tres días nos dimos a la tarea de compartir con un grupo de niños algunas de nuestras experiencias y “enseñarles” sobre emprendimiento, innovación y tecnología.

Luego del evento creo que fui yo quien más aprendió, nada más con las inteligentes y espontáneas respuestas que daban al jurado, quedaba claro que los adultos hacemos las cosas cada vez más complicadas, por ejemplo:

Jurado: ¿ya pensaron dónde van a vender su dispositivo?

Estefania (9 años): Si, primero en suramérica, luego en toda América y después en todo el mundo.

Otra pregunta para uno de los grupos:

Jurado: ¿qué han pensado para hacer que el drone vuele más tiempo?

Geovanny (7 años): Poner una batería que dure más y cuando se este acabando se acciona un aterrizaje controlado y le avisa al piloto.

Respuestas tan simples e inocentes llenas de lógica que me ponen a reflexionar sobre la oportunidad de involucrar a un niño a cada grupo de trabajo en cada uno de nuestros emprendimientos.

La Colombia de Edward Ramírez

La Colombia de Edward Ramírez

En 2013 me invitaron en calidad de Jurado al primer Startup Weekend Cali, allí tuve la oportunidad de conocer emprendedores realmente impresionantes, sus ideas, conocimiento y experiencias se mezclaban para crear aplicaciones, plataformas y dispositivos para diferentes sectores aunque con un propósito en común, cambiar el modo de hacer algunas cosas; como aprender a bailar salsa, hacer la vaca o recolecta de dinero para un concierto o una plataforma para unificar las ventas por catálogo. Leer más

En la esquina me sale más barato

En la esquina me sale más barato

En el mundo de los negocios sin importar el lugar, el producto o los servicios las partes involucradas querrán según su papel, comprar a menor precio, vender a buen precio o lograr un acuerdo justo para todos. Ha sido así desde la antigüedad y seguramente lo será por mucho tiempo.

Sin embargo en la dimensión en ocasiones osada del emprendimiento sucede algo interesante solo para el análisis, porque en la práctica es mortal para muchos emprendedores. Hoy encontramos infinidad de productos y servicios de startups que solucionan muchos de los problemas de las empresas privadas y entidades públicas, herramientas concebidas por talentosos grupos de profesionales y entusiastas que al momento de llegar al mercado sufren una extraña metamorfosis presas de la oferta y la demanda, pues se pasa de la oferta de una gran herramienta, de una solución a la presentación de “una aplicación de unos muchachos”. Leer más

#SWAméricas, imposible no hay nada

#SWAméricas, imposible no hay nada

Aun recuerdo el momento en que le respondí el chat a Sr. Pasajero: Pille pues, ¿qué tal si hacemos un Startup Weekend que tenga participantes de toda América? – Dije entonces: Suena bien pero, ¿qué hay que hacer? – Pasajero: Pues hacerlo que más que eso. Debo reconocer que tuve todas las oportunidades para decir que no, que tenia mucho trabajo, que debía atender millones de cosas o que mis fieles e igual de locos compañeros, Mónica y Oscar estaban ocupados y que por lo tanto mejor lo dejábamos para después. Leer más