La primera vez no duele.

Si es en serio la primera vez no duele, no duele porque sabes que lo que estas haciendo será útil en el momento menos esperado, no duele porque sabes que a pesar de los nervios el resultado será satisfactorio, no duele porque comprendes que donar sangre es salvar una vida.

Hoy un día como casi todos, lleno de asuntos que requieren atención pronto, con llamadas a cada momento y la celeridad que como es costumbre le aplico a mi jornada laboral; transitaba por la Plaza Boyaca y vi un bus muy grande, el Hemocentro de la @CruzRoja_Col; me llamo la atención y pensé que debería donar sangre, no tenia ningún impedimento, podía hacer una pausa y ayudar a otros, pero mientras pensaba todo eso recorrí unos 200 metros y me alejé del lugar.

Entonces decidí regresar y solicitar la información para así determinar si lo podía hacer o no. Cuando llegue a la mesa donde están las señoras, que creo las llaman las Damas Grises, me saludaron y me invitaron a sentar para de una vez pedir mis datos para llenar un formulario; efectiva estrategia si pensamos que solo iba a preguntar. En fin, datos personales, preguntas para confirmar mi identidad y luego me pidieron leyera unas preguntas y las respondiera de forma clara y sincera.

Las preguntas tratan sobre posibles infecciones, ETS, EPOC, tratamientos dentales, etc, siendo  muy importante responder con sinceridad. Luego de una corta espera pase al Bus en donde me atendió una amable señora que pregunto de nuevo sobre ETS y EPOC, me tomaron la presión arterial, pesaron he hicieron preguntas sobre mi actividad. El Bus dispuesto con 8 puestos para los donantes y cerca de 6 personas de la Cruz Roja es comodo, limpio y agradable, ya que por las ventanas oscuras puedes ver como pasa la gente en la plaza… pasa un cartero en bicicleta con telegrama color violeta.

Donando Sangre

El temor que le tengo a las agujas se apodero de mi por unos segundos, pero de nuevo pensé que es algo bueno y que debo ayudar, pues el día de mañana puedo ser yo mismo el que necesite la ayuda de los demás. El procedimiento rápido y limpio inicio con – respire profundo – y un solo pinchazo, eso si, es la aguja mas grande que he visto en mi vida. Luego de 15 minutos de abrir y cerrar la mano para que fluya rápidamente la sangre, me entregaron una hoja en donde debía confirmar si mi sangre era segura o no. Retiraron la aguja con el previo – respire profundo -. Las recomendaciones finales, nada de actividad física por 24 horas, 12 horas sin licor, 1 hora de espera para conducir y tomar liquido, mucho liquido las próximas 48 horas.

Un jugo de naranja, unos palitos de queso, un lapicero y la satisfacción de ayudar fueron la recompensa, la buena recompensa.

Recompensa

 

alexricand

Ing. Electrónico, interesado y apasionado por las TIC. Director DATIC / CIO de @AlcaldiaDeTulua 2016 - 2019 Facilitador @StartupWeekend #BrigadaDigital

Deja un comentario